La experiencia con el COVID de la alcaldesa de El Monte la lleva a donar plasma

Por Mimi Teller, voluntaria de la Cruz Roja [Lee este artículo en ingles.]

La semana pasada, la Cruz Roja Americana conmemoró un año desde el inicio de la pandemiaTambién marcamos un año de increíble generosidad en el que miles de personas que se recuperaron del COVID-19 donaron plasma para la investigación y la posibilidad de ayudar a los pacientes que luchan contra el virus. Tras su propia enfermedad por el COVID, la alcaldesa de El Monte, Jessica Ancona, es una de esas generosas heroínas.   

A sus más de 40 años, la alcaldesa Ancona se alimentaba de forma saludablehacía ejercicio con regularidad y no padecía ninguna enfermedad subyacente. Sin embargo, casi dos semanas después de contraer el COVID-19, Ancona, hospitalizadallegó a un nivel tan grave que temía que sólo las oraciones le brindarían una oportunidad para su recuperación 

La historia de Ancona suena demasiado familiar para muchos

Tras las fiestas de Acción de Gracias, un amigo y compañero de celebraciones dio positivo en la prueba del virus. Ancona se aisló inmediatamentepero a principios de diciembre dio positivo. Para entonces, los síntomas ya habían aparecidotos leve, dolor de gargantadolores de cabeza y de cuerposeguidos de fiebrepresión en el pecho y, finalmente, gran dificultad para respirar 

En una visita a urgencias se le diagnosticó a Ancona una neumonía vírica y se le envió a casa con un inhalador y un monitor de oxígeno para que sobrellevara la enfermedad. Dos días después, Ancona se internó en el hospital, conduciendo sola para no poner en peligro a su familia ni a sus amigos. “¡Soy jovenestaré bien!” Ancona recuerda haber pensado al principio. Pero a medida que su salud se deterioraba en el hospital, temía no recuperarse. Fue entonces cuando se puso en contacto con familiares y amigos para pedirles que rezaran 

Tras una difícil semana en el hospital, la alcaldesa regresó a casa, aunque su recuperación estaba lejos de haber terminadoTodavía con oxígeno y con dificultad para respirarpasaron otras dos semanas antes de que Ancona se sintiera con fuerzas para reír 

Al salir del hospital, Ancona defendió el aumento de los servicios de pruebas en todo El Monte.  

Necesitábamos ofrecer más servicios de pruebas”, dijo la alcaldesa. “Los residentes necesitaban saber si tenían COVID y asegurarse de que tomaban las precauciones adecuadas y no seguir propagándolo”.  

Ancona vive con su hija y considera que gracias al haberse aislado inmediatamente y a las medidas de seguridad contra el COVID-19 su hija asmática goza hoy de buena salud. Los dos mantenían platos separadoslimpiaban todo con desinfectante regularmentellevaban mascarillas en casa, se lavaban continuamente las manos y permanecían en sus respectivas habitaciones tanto tiempo como fuese posible. Durante su recuperación tras la hospitalización, Ancona no vio a sus padres de edad avanzada en Navidad y rogó a su comunidad que hiciera lo mismo 

medida que la recuperación de Ancona avanzaba lentamente, un amigo y empleado de la Cruz Roja le sugirió que donara plasma, que se estaba investigando y utilizando por su posible eficacia en el tratamiento de la enfermedad del COVID-19. Aunque Ancona no recibió plasma durante su propia batalla contra la enfermedad, se sintió inmediatamente inspirada para donar 

Tras el periodo de espera de 30 días sin síntomas, Ancona visitó un centro de donación de sangre de la Cruz Roja y se remangó la camisa, sólo para descubrir que sus niveles de hierro eran demasiado bajos para donar con seguridad. Dos semanas y muchos alimentos ricos en hierro después, Ancona volvió a intentarlo y esta vez lo logró 

“Una vez que la máquina se puso en marchaterminé en 45 minutos”, dijo Ancona. “El proceso puede durar hasta una hora, pero el mío fue rápidoTampoco tuve ninguno de los posibles efectos secundariosni picoresni hormigueosni mareosPusieron la aguja y me puse al día con “Anatomía según Grey”. 

La alcaldesa Ancona se apresuró a compartir las fotos de su donación de plasma en Facebook, Instagram y Twitter con sus más de 2.000 seguidores en las redes socialesllegando a un público que incluía a otros funcionarios electos y de la ciudad, así como a su comunidad más amplia de El Monte. El objetivo de Ancona era sensibilizar a la población sobre la lucha contra el COVID-19 y subrayar la importancia de la solidaridad 

Desde la generosa donación de la alcaldesa Ancona, los protocolos de tratamiento científicomédico y de salud pública han evolucionado. Las últimas pruebas respaldan que los pacientes experimentan beneficios clínicos cuando el plasma de convalecencia contiene niveles elevados de anticuerpos y se administra en las primeras fases del tratamiento contra el COVID.  

Por este motivo, la Cruz Roja insta a los posibles nuevos donantes de plasma de convalecientes a concertar una cita para donar sangre completa o plaquetas. El plasma de las donaciones de sangre completa que dan positivo en niveles altos de anticuerpos puede utilizarse como plasma de convalecencia para los pacientes de COVID y las donaciones de plaquetas ayudan a satisfacer las necesidades de los pacientes con cáncer y otras necesidades vitales 

El 1 de marzo, Ancona recibió su primera vacuna contra el COVID-19, y aunque ya no puede donar los anticuerpos sanguíneos adquiridos en la lucha contra el propio virus, está preparada y dispuesta a donar otros productos sanguíneos, tanto para la investigación científica como para salvar tantas vidas como sea posible 

¡Gracias, alcaldesa Ancona! 

Facebooktwitter

Tags

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *