Una conexión personal en Westlake Pico-Union

Victoria Ramirez-Gomez, miembro del equipo de AmeriCorps de la Cruz Roja, contó una versión de esta historia durante nuestro evento de transmisión en vivo “Close to the VestAlone / Together.Video completo en inglés a continuación. Read this story in English.

Quiero compartir con ustedes una experiencia que tuve en Westlake Pico-Union. Solo quiero enfatizar que es por experiencias y momentos como el que les voy a compartir que decidí continuar mi servicio [de AmeriCorps] en la Cruz Roja por un año más. Sentí que había mucho más por hacer.  

Era un sábado por la mañanamuy tempranodurante uno de los días que estuve ayudando en Westlake Pico-Union. Eran las seis o las siete de la mañana cuando llegamos. Mientras conducíamos, recuerdo haber visto una fila muy larga que rodeaba toda la cuadra. 

Se estaba llevando a cabo una distribución de alimentos al mismo tiempo y la intención era de repartir paquetes con máscaras y también compartir información sobre la preparación para desastres e información sobre cómo protegerse ante COVID. Las máscaras eran especialmente necesarias porque COVID había afectado mucho a esta comunidad. 

La llegar, comencé a platicar con uno de los voluntarios encargados de la distribución de alimentos. Me dijo que muchas de personas que estaban en la fila ese día habían estado viniendo durante varios meses, que se habían formado durante la medianoche y allí esperaban toda la noche para obtener comida por la mañana. 

En este momento, yo ya había trabajado distribuyendo comida con el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), así que estaba consciente de la necesidad que había para este tipo de servicio. Sin embargo, no se siente bien al saber cuánto la pandemia ha afectado a las personas, mientras luchan por satisfacer una necesidad básica como la comida. 

La gente en la fila seguía esperando que se abrieran las puertas para poder obtener su comida. Así que agarramos los paquetes y decidimos ir hacia ellos, en lugar de esperar a que terminaran de recibir su comida. Para entonces, probablemente solo querrían irse a casa. 

Caminamos a lo largo de la fila y repartimos los paquetes. Platicamos con la gente, les dimos las máscaras y compartimos información con ellos. Hablé con tanta gente ese día, pero una persona en particular me llamó la atención. 

Era un caballero mayor. Para ser honesta, me recordó a mi abuelo. También era inmigrante, como mis padres y mis abuelos. Y cuando comencé a hablarle en español, su comportamiento cambió por completo. Se sintió más cómodo.  

Formo parte del Equipo de Compromiso Latino (LET por sus siglas en inglés), por lo que sé de la necesidad y la importancia de tener a personas que realmente representen a la comunidad y que puedan comunicarse con ellos. 

Entonces comenzamos a hablar y le conté la razón por la que estaba allí, y le di el paquete y la máscara. Habló sobre cómo todo esto realmente lo había impactado. Y de que había perdido a alguien por el virus en su país de origen. 

El hecho de que pudiéramos conectarnos mutuamente en un nivel más profundo y tener esa conversación fue impactante, porque él no conocía muchos de los servicios que la Cruz Roja tiene para ofrecer, como los servicios que brindamos durante un desastre. Estaba bastante familiarizado con nuestro trabajo de recolección de sangre, pero eso era todo. 

Mientras me alejaba, nos despedimos. Estoy agradecida de que pude darle una nueva comprensión de lo que hacemos sin importancia de nada (como el estado migratorio), solo queremos ayudar. 

Mientras me alejaba, lo vi sacar una máscara de la bolsa y ponérsela. Me di cuenta de que su propia máscara estaba muy gastada y, al verlo ponerse la máscara nueva, me sentí agradecida de que se me hubiera dado la oportunidad como Red Crosser (trabajadora de la Cruz Roja) para ayudar, de salir a la comunidad y hacer una conexión realmente personal. 

Porque a veces estamos limitados en lo que podemos hacer, pero el impacto que generamos a nivel personal con solo estar allí presentes también es realmente importante. 

Estoy agradecido de haber tenido esa oportunidad y espero que sí le pude dar a él al menos una nueva comprensión del trabajo que hacemos.

Facebooktwitter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered By WordPress | Awe Blog